martes, 18 de septiembre de 2012

TESTAMENTO

 
 
 
 
 
Descubriendo la disparidad de caracteres y de sueños, un día me levanté en pie para afrontar la dificultad con entereza y suspicacia, pero de cara a la realidad y la armonía de nuestras almas y cuerpos. Sin cuerpo no hay sentimiento, quiero decir, del cuerpo también nacen sentimientos, las lágrimas nos dicen cuándo es de dolor o de felicidad, los abrazos nos dicen amor o lealtad, paralelo a ésto, se encuentra el corazón unido a una razón… La razón suele decir mucho pero solo el corazón recibe las sensaciones…Sólo el corazón tiene la razón.
Descripciones de un encuentro a dolor abierto, o quizás de felicidad sin razón. Descubres día a día si valió la pena el esfuerzo y te das la palmadita en la espalda:  "lo hiciste mal..." o "¡Lo has hecho bien!"
Hoy, no existe una tristeza imposible de soportar, ni una alegría inesperada; pero están los altibajos de la ocasión…Y está el recuerdo...
El recuerdo de sueños compartidos, de realidades irreales, de una cama y un vino, nos compartíamos entre los dos para sobreprotegernos del torrente del frío de la gente a nuestro alrededor, de la catapulta de preocupación, de los tanques de dolor y de los kilómetros de soledad y de distancia… Mirábamos el camino, pero no teníamos miedo de tropezar y caer. Sin embargo, hoy nos da miedo dejar caer al otro, nos arropamos entre piernas y sabanas de colores, revisando la respiración del otro para no perdernos ni un momento de esa inmensidad de vida amada, creo que dormir sin el otro sería tan imposible como pasar un camello por el ojo de una aguja, pero acaso nos separa algo más que el sueño de compartir una almohada? acaso nos separa algo más insignificante que eso? Una discusión o una desfachatez? quizás una diferencia de opiniones?
Tan sublime como la sonrisa y las lágrimas en mi rostro, como la luz y las tinieblas, tan fuerte como el acero tan duro como el diamante, cuanto más puedo comparar este amor, este sentimiento, este cuerpo pegado a su alma, a su ser y todo lo que existe en su nombre… Si no tengo armas ni fuerza alguna contra tal sentimiento, no tengo más que un cuerpo y una vida. Dispuesta a darlas a cambio de su felicidad absoluta!
Desde el día en que le conocí, los colores de mi paleta se pintaron más finos y elegantes, en pinceladas de toques radiantes, las mañanas más cálidas, llenas de esperanza, las noches risueñas y tranquilas, entre nubes y lunas plata, cómo podría yo olvidar algo así? cómo?
Vi esos ojos, los suyos; una fecha y una día cualquiera, el primer día de mi verdadera Felicidad, llena de fe y con las manos extendidas dejé llegar su vida a la mía sin reparar en tiempos ni distancias, moralidades ni pudor, vaya que se gasta el día: la voz, las explicaciones, las preguntas, las soledades, las alternativas; pero no escatimas cuando empiezas a ver el sol salir a tus pies que ilumina esa senda de soledad y prisión que conocías como vida...y en lugar de eso está él.
Alegremente le tengo en mi vida con subidas y descensos, con decoro y tropiezo; pero mío sin egoísmos sin tabús ni plegarias, para caminar junto a mi sin olvidarle, sin temerle, sin pausas. Llenos de preguntas y expectativas pero sin miedo a enfrentarlas, sin fantasmas engendrando dudas ni cobrando facturas, porque ninguno entiende de este poder, nadie puede y menos los fantasmas, ninguno se atreve a romper la unión de dos almas que no hicieron pacto, sólo nacieron una para la otra. No como en los cuentos ni como en las leyendas; cuando les digo que nacieron para estar juntas es porque ni ellas lo pueden entender pero lo sienten en cada fibra de su ser, cada momento y cada palabra…
La brillantez de su vida que para él era opaca, fue mi guía, el tamaño de su corazón que para él estaba destruído, fue mi soporte, la pisada de sus pies que para él era imperfecta, fue mi regazo… Gracias a un cielo y un todo llamado Dios, un día llegó y no avisté su inmensidad, pero no me negué nunca a percibirla y hacerla mía… Es lo que más quiero en esta vida prestada que le pertenece, porque yo lo he decidido así… Quiero todo tú para mí…
Le amo, con cada letra de esa palabra con la abominación y el desquicio que eso profesa, con el encanto de cada día… por supuesto con la rabieta que eso traiga, con la vida misma y con lo que no tengo aún… Entérese Señor propietario, que nada podría ser mas irónico y absurdo que reciba de mí todo lo que tengo y no tengo pero es así.
Confórmese con saber que pequeña o grande que sea nuestra diferencia de opinión, no llegará a más de una lágrima ni un disgusto, no llegará a más de un momento ni unos centímetros de nuestras bocas… Puesto que hoy no puede separarme de su lado ni por más que hubiera querido, porque invertí mi vida y mis sueños en esta sociedad, sin desestimar pequeñas riñas… No quiero nada más en el mundo si no a usted.
Transito por situaciones, enfermedades y desequilibrios pero jamás, entiéndase Jamás, por dudas de amarle!  como lo hago.
Porque apuesto a usted y no a la discrepancia de las mañanas o los días de lluvia que tanto quiero correr, mojarme y que no me deje porque puedo enfermar, apuesto a nosotros y las noches de pasión soñadas donde fundimos las migas del cansancio para convertirnos uno en vez de dos; Apuesto Querido Amado mío a Juntos por Siempre y hasta Siempre!!
Que no le calce la menor duda, que no le asalte la sorpresa, que no le falte mi abrazo y que no le pierdan mis ojos, que mientras yo viva y en el poco tiempo que me quede de vida, será así.

Una molestia, como humo se disipa por mis ojos pidiéndome pensar dos veces antes de actuar… Porque no soy perfecta pero lo intento para hacerte feliz, porque estaba escrito que estarías hasta el final de mis días...que serías el final de mis sueños, el final de mi vida, el final de mi destino.

 

8 comentarios:

Citu dijo...

Muy profundo y me alegra verte de nuevo te extrañaba un beso nena y cuidate

Fernando García Pañeda dijo...

Esto no son pizcas de eternidad, es una eternidad entera...
Ningún Señor propietario ni ningún Querido amado merece tanto, tan intenso, tan eterno... ni merece tanta entrega y perfección.
No consuma su camino, milady: va mucho más allá del horizonte; más allá del horizonte de cualquiera que no llegue a estar a su altura.
Aquí siempre, mi Señora. Sólo con pizcas, pero aquí.

Dely dijo...

Que bonita alma tienes, Rocely

Wendy Think dijo...

Que maravilla poder disfrutar de tu esplendida prosa, hace un tiempo que me comentaste este proyecto y esperaba con impaciencia, sinceramente,me agrada la forma en que transmites tus pensamientos, reflexiones, sentimientos y sensaciones, lo hacen con gran riqueza.
Titulas el post como testamento y me confunde ya que el testamento o bien se lle cuando alguien fallece o bien se prepara para cuando ese momento llegue, entiendo que utilizas una forma literaria porque lo que leo es una maravillosa historia de amor en la que hay muchos obstáculos que ambos están dispuestos a sortear ya que las almas han decidido que quieren estar juntas incluso con independencia de sus propietarios y es muy hermoso.
Quiero mandar toda mi energía positiva para que ese proyecto siga adelante a pesar de todo.
Un beso enorme, preciosa.

Luciana dijo...

Una belleza que cautiva en el alma, te felicito por ello y también por la delicada foto que acompaña.
Besos.

Cari Jiménez dijo...

Me ha gustado mucho, amiga lady, mucho... Bss

My favorites things dijo...

Hola Lady Darcy: Aunque no soy de dejar comentarios, me encanta tu blog y leo cada entrada con gran interés. Es por mi admiración y respeto de tu trabajo que me gustaría aceptaras un presente, cuando puedas daté una vueltita por: http://freswoman.blogspot.com.ar/2012/09/un-nuevo-premio.html. Besitos =)

carlos tomás dijo...

Rocely, gracias por tu publicación! Me ha enriquecido...y tú, que hace tanto que no tengo noticias, como siempre, cristalina como el agua clara!