viernes, 24 de diciembre de 2010

Te veré en un lucero.



Caminando por las calles escuchaba a la gente hablar sobre sus planes en Navidad, algunos ya muy comunes en este mundo convulsionado y consumista, ese "algo" que forma parte del nuevo espíritu navideño: el juguete de moda para el pequeño engreído, el vestido que se pondrán en estas fiestas y si combinará con el mantel...porque todo ha de lucir perfecto! incluso ellos, los más serios están pendientes de lo último en tecnología y sus pretenciones no son ajenas a la de la mayoría de los "niños". Caminando por las calles también escuché decir, cosas como: "ya tengo ganas de que pasen estas fechas", "cuando escucho villancicos me provoca suicidarme", "¡otra vez tener que aguantar a mis suegros!", y... descalificativos ofensivos entre las principales tiendas de la competencia...entonces los veo me siento y pienso, si todo eso, si ese "algo" es parte de la Navidad? (y no voy a lavarme las manos y negar que en Navidades pasadas no he sido víctima del mismo consumismo) un consumismo que nos hace olvidar la esencia de la Navidad: El Nacimiento de Jesús, El Cristo, para redimir al mundo; y la obra de San Nicolás de ayudar a los niños pobres, que fueron el origen de los obsequios que se reciben en la Nochebuena. Estas "fechas" a las que nos referimos en lugar de decir "Navidad", y ese "algo" que no tiene nada que ver con ella, tal vez sea la última oportunidad de sentarse un momento para reflexionar y dejar que nuestra alma se sensibilice, Hoy por ese "algo" que no puede llamarse, Navidad.

En este injusto planeta, existen millones de personas, la mayoría de ellas, humildes, muy humildes que esperan con inmensa ilusión esos días en los cuales le dan una pequeña tregua a su desdichada vida. Porque tienen la posibilidad de echar un trozo de leña mas al fuego, o un pedazo de carne a una sopa fría. Porque vuelve el inmigrante que un día se fué, porque para muchos desafortunados con culpa o sin ella, es el único día que reciben un abrazo, o un beso.
Una noche en que no sólo aquellos, los más desdichados esperan algo, estamos nosotros, personas como ustedes o como yo que añoran los afectos ya olvidados, sólo esperando el reencuentro, una llamada, un mail, una carta, una tarjeta que nos haga confirmar los lazos afectivos con la fuerza del corazón.
Una noche de recuerdo de quienes ya no están, esos padres que se fueron dejándonos todo un mundo de amor para transitar, el consejo y el ejemplo; ese amigo que sabía entendernos y compartía con nosotros nuestro mundo. Seres queridos que pasaron por nuestra vida y que seguramente esta noche nos acompañan desde alguna estrella y esperan una sonrisa elevada al cielo en su nombre.
Pero también una noche que esperamos para compartir, para perdonar, para confirmar lazos afectivos, para llenarnos de esperanzas de un mundo mejor. Una noche para darnos cuenta que todos los seres humanos son un regalo de Dios., y que no debemos juzgarlos sin más.
Porque al sentarme y escuchar y observar a toda esa gente, ví que todas las personas son esos regalos de Dios...algo que, seguramente, pulula hoy por la red, pero que hace mucho y en su momento caló muy hondo dentro de mí y me recuerda lo que un día mi padre me contó, y seguramente su padre lo hizo con él, en una noche como ésta...
...Las personas son regalos que vienen bellamente envueltos y otras veces, sabe Dios cómo.
Algunas personas han sido maltratadas con el envío; y otras llegan flamantes y sin una arruga;
Algunas llegan encerradas como ostras escondidas, otras se puede ver a travez de su envoltura.
A veces esos regalos se abren fácilmente, otras, se necesita la fuerza y la ayuda de alguien.
Tal vez es por que tienen miedo. Porque no quieren abrirse. Quizás hayan sido heridas antes y no quieren ser lastimadas de nuevo.
O puede ser que alguna vez se abrieron, y luego se encerraron para siempre...

Quizá ahora se sienten más como "cosas"como simples "paquetes" que como "seres humanos".
Todos ustedes son un regalo, porque los amigos son el mejor regalo de Dios. Y yo soy sólo una persona más y que quizá también sea un pequeño regalo.
Un regalo de envoltura simple, transparente y sin mayores pretenciones, con un miedo terrible a ver dentro mío y decepcionarme o que se decepcionen. Quizás no confío en lo que llevo dentro o pudiera ser que en realidad, nunca he aceptado el regalo que soy.

Cada encuentro y comunicación entre personas, es un intercambio de regalos.
Mi regalo soy yo y ustedes son el mío.
Una noche que esperamos, para abrir esos regalos.
Una noche que esperamos, sólo para darnos cuenta _absurdamente_ que no necesitamos de una noche, sólo una vez al año., sino que tenemos el resto de ellas para hacerlo.

Y compartiré también con uds algo muy bello que me fué enviado:

Quisiera Armar en estos días
Un árbol dentro de mi corazón
Y colgar en lugar de regalos,
los nombres de todos mis amigos.
Los de cerca, y los de lejos. Los de siempre y los de ahora.
Los que veo cada día, y los que raramente encuentro.
Los de siempre recordados, y los que a veces se me olvidan.
Los constantes y los inconstantes. Los de las horas difíciles, y los de las horas alegres.
A los que sin querer herí, y sin querer me hirieron.
Aquellos a quienes conozco profundamente, y aquellos a quienes conozco apenas por sus
apariencias.

Los que me deben, y a quienes debo mucho.
Mis amigos humildes y mis amigos importantes.
Los nombro a todos y a los que pasaron por mi vida.

Un árbol de raíces profundas para que sus nombres nunca sean arrancados
de mi corazón, y que al florecer el año próximo traiga esperanza, amor y paz.
Y en la Navidad del Señor, nos podamos encontrar para compartir uvas de
esperanza, poniendo un poco de felicidad en aquellos que todo lo han perdido.

Sólo por hoy les propongo, mis buenos amigos, que cuando el estruendo de la pirotecnia, las sirenas de la ciudad, los saludos de Feliz Navidad les avisen que es Noche Buena, miren al cielo…busquen la estrella más grande, un lucero...y allí será nuestro punto de encuentro, una reunión sin Fronteras para unirnos en un solo deseo: Paz y Amor para el mundo entero. Feliz Navidad.

18 comentarios:

Aglaia Callia dijo...

Mi querida Lady Darcy, te aseguro que esta noche voy a darle una miradita al cielo para pensar en todos y cada uno de ustedes, que se han convertido en parte importantísima de mi vida.

La Navidad, ahora, resulta muy consumista, sí, y supongo que en cierta medida no es del todo malo, siempre y cuando recordemos siempre lo más importante, porqué estamos aquí, el cumpleaños de quién es, y todo lo que hizo por nosotros, así como honrarle haciendo llegar amor a todos los que tenemos alrededor.

Recibe un abrazote de mi parte, y todo mi cariño, que tengas una preciosa Navidad.

Wendy dijo...

Quiero pedirte que me cuelgues en ese bello arbol, si tu eres nuestro regalo yo soy el tuyo.
LLevo el espiritu de la Navidad en mi coraón pero son pocas las veces en que, realmente, puedo compartirlo
Un abrazo

Luciana dijo...

Espero que pasés unas hermosas fiestas en compañía de tu familia y amigos.
Que tus sueños y deseos se hagan realidad.
Besos.

LadyMarian dijo...

Feliz Navidad! (acá todavía estamos en 25 de diciembre) Ojalá que la hayas pasado muy bien y que te espere un fantástico 2011.

Besos

MariCari♥♥♥♥♥♥♥ dijo...

¡Qué hago ahora contigo! Ahora que eres... "mi regalo de envoltura simple, transparente y sin mayores pretenciones... Quizás no confío en lo que llevo dentro o pudiera ser que en realidad, nunca he aceptado el regalo que soy."
¡Qué hago ahora contigo! Ahora que te tengo como mi regalo, ahora que he recibido de la Vida un gran regalo que eres tú, tal y como eres, te queremos preciosa Lady Darcy tal y como eres.
Porque tu amistad es lo que nos hace llevable los días rutinarios... salimos de la rutina con la ayuda de los otros, sean como sean, tengan lo que tengan, estén dónde estén, sueñen lo que sueñen y hagan lo que hagan, los demás que forman parte de nuestra vida son los regalos que la Vida nos hace a cada uno... y yo ¡Te quiero tal y como eres! (llámame simple, je, je).
Bss mi regalo navideño...

Eliane dijo...

Mi querida amiga...te deseo lo mejor para el nuevo año 2011 y que siempre estemos juntas... aun a la distancia!
Un gran abrazo

Fernando dijo...

Me alegra sobremanera encontrar en Milady una partisana, una camarada de la Résistence navideña.
Estas fechas han sido y son cada vez más denostadas por extraños y propios con argumentos muchas veces hipócritas y falaces, y muy pocas veces con argumentos acertados o sinceros. Qué curioso matrimonio forman la crítica al consumismo con el descreimiento (supuestamente) progresista; un matrimonio de conveniencia para intentar derribar el símbolo y el significado de la Navidad, sin que se sepa a ciencia cierta con qué fines que no sean otros que dinamitar un poco más los cimientos de nuestra cultura y nuestra civilización desde dentro. Y yo tampoco me lavaré las manos en este despropósito del que he formado parte de algún modo en el pasado.
Aprender a ver (a quizá recordar de nuevo) la Navidad con los ojos de la inocencia, de personas que aún no han sido maleadas por la sociedad y sus miserias, que todavía mantienen sus almas sin cicatrices ni desgarros (personas que tan bien conocemos, mi señora), es aprender a mirar en uno mismo, a reconocernos en señas que nos definen como humanos, seres con un toque divino (o como quiera llamarlo cada cual), a reonocer y valorar lo mejor que tenemos y, en definitiva, a ser mejores de lo que somos; a ser mejores durante todo el año, por el resto de nuestra vida, no sólo en estas "fechas".
¿Un pequeño regalo? Seguro que sí, milady: pequeño, sin pretensiones, de envoltura simple. Ese regalo en el que nadie o casi nadie se fija, escondido entre grandes, lujosos y llamativos envoltorios llenos de vanidad, anhelo de viento y soplo estéril; y que por eso, quizá, nunca se ha aceptado como lo que es. Un regalo en el que sólo se pueden fijar los ojos de la sincera humildad y el verdadero amor. Y qué indescriptible dicha para quien lo escoja y lo reciba: nunca se creerá merecedor de su contenido.
Un paquetito, una cajita capaz de comprender en su interior todo un Palacio del Sol, donde un minuto en deja en los cuerpos y en las almas años de fuego vital; el regalo de una alma fresca como una rama de durazno en flor, luminosa como un alba, gentil como la princesa de un cuento azul.
En el lucero, milady.

Juan Antonio dijo...

Querida Lady Darcy, tus palabras me tocan siempre el corazón y me dejan un sabor dulce en los labios.

Gracias por tu amistad, por tantas cosas.

Un gran abrazo cálido como tu recuerdo.

AKASHA BOWMAN. dijo...

Mi querida Lady Darcy:
si he de ser sincera hace muchos años que no disfruto de estas fiestas, a decir verdad nunca me han causado otra cosa sino repulsión y decepción... una decpción intensa de comprobar cómo la hipocresía del mundo aumenta año tras año en cifras considerables.

Gente que durante el resto del año ni te mira (aunque aparecieras muerto a sus pies) en estas fechas incluso es capaz de enviarte un Christmas o darte una palmadita en la espalda mientras te sonríe el mismo soniquete: "¡Feliz Navidad!".

Me alegra mucho que cites el verdadero significado de estas fechas: el nacimiento del señor (soy muy creyente, si bien NO católica) y la obra de San Nicolás. Me hierve la sangre solo de pensar cómo la mayoría de la gente (adultos y niños) desconocen el verdadero significado de las Navidades. Todo lo achacan a la necesidad de comprar regalos fastuosos para Papá Noel y Reyes, comer pavo, cordero y sabe Dios qué exquisiteces más y luego en Fin de Año acatar la loca carrera de las uvas. Te confieso que yo suelo tomarme lacasitos jejejejjeje Pero no me hagas caso, soy una dama poco convencional ;)

Dices que tu regalo somos nosotros, pues permíteme que te diga que tú lo eres para mí. Porque la amistad que crece en páramos solitarios y bajo condiciones complicadas es la que fragua más sólidamente y alcanza dimensiones considerables en caso de llegar a sobrevivir. Porque debemos agradecer la existencia de gente, aún en la distancia, dispuesta a perder un minuto de su eternidad contigo. Gente que se acuerda de ti sin esperar nada a cambio, que te reconforta con palabras de cariño cuando más las precisas...

Permíteme citar unos versos del gran Keats: "Estrella brillante, si fuera constante como tú..." Dentro de mi inconstancia, querida Lady amiga, te regalo mi amistad envuelta en el papel de regalo de la ilusión y la vida, adornado con fantasía y palabras de afecto.

Besos y siempre tuya

Stars Seeker A.k dijo...

Hola! Aunque un poco tarde he llegado, no puedo negarlo. Esto de las fiestas con la familia me absorbió por completo, perome alegra que así haya pasado.
Bueno, vengo a decirte querida amiga, gracias por tus deseos qe feliz recibo :) y espero que hayas tenido una feliz Navidad en compañía de tus familiares y amigos. :D Te deseo lo mejor y ya me verás con tiempo aquí para felicitarte por un nuevo año jejeje. Muy reflexivo el texto que has escrito y muy lindo todos los deseos y cada palabra.
Un mega-super-grande abrazo!!
n__________n

Lady Darcy dijo...

Aglaia, Wendy, Luciana, LadyMarian, MariCari, Eliane, Fernando, Juan Antonio, Akasha, Anny.
Me sobran las palabras para agradecerles la entrega de su valiosa amistad y buenos deseos, pero no voy a reincidir en lo mismo. Sólo les diré que Sí, que los encontré en esa estrella, como a todos los que quisieron unirse, en un solo abrazo y en un solo deseo, desafiando fronteras, tiempo y espacio. Gracias una vez más por estar siempre ahí.
Los quiero.

Lady Darcy dijo...

Milord, me alegra sobremanera encontrar en usted a alguien sin mayores pretenciones para los regalos, para aquellos sencillos obsequios que sólo buscan mostrarse frente a la amistad sincera o al amor puro y verdadero. En todo caso, quién mejor que aquél o aquella que ya han saboreado la dulzura de un beso, el calor de un abrazo en una fría noche sobre las luces de la ciudad; aquellos que encuentran en una cajita de lazo delicado, un sueño realizado. Indescriptible dicha, la sé y la siento. Un regalo anhelado y tan bien merecido como sólo usted puede saber. No puede ser de otra manera.
Ahora, en un lugar más, mi Señor.

Fernando dijo...

Gracias de todo corazón, con todo el corazón, por un regalo semejante, tan inmenso y, como bien dice milady, indescriptible, donde no cabe la ínfima decepción y sí una infinita dicha.
Un regalo que nos permita concebir y crear un mundo único y propio al que cuidar y amar con una entrega total.
En todo momento y en todo lugar, mi Señora.

Hormiguita dijo...

Lady Dracy!como te desacuide en el blog perdoname!:D Paso a saludarte y desearte un FELIZ AÑO 2011!!!Se que este ha sido un gran año para ti estoy muy contenta por ello :D, deseo este nuevo año lo sea mucho mas!Hartas bendis y que lo pases hermosoo. Un beso enorme
Meli :)

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

Princesa Nadie dijo...

Tenia pendiente una visita a tu blog...el tuyo es de los que hay que visitar despacio,sin prisas para poder disfrutar de la lectura y estos últimos meses han sido frenéticos,por una cosa o por otra lo he ido dejando pasar...Tus palabras son preciosas
Hoy vengo a desearte un Feliz Año Nuevo en el que todos tus sueños se hagan realidad
Besos

Harry dijo...

Hola a todos:
en algún lugar escuché que las cosas (Navidad incluída, supongo), son lo que queremos que sean. Es difícil cambiar el mundo, pero se puede intentar (aunque yo no se como).
En cualquier caso, os deseo lo mejor para el nuevo año, y que sigamos encontrándonos por aquí.
Besos oy ¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Citu dijo...

Feliz año nuevo bella y esperoq ue tus navidades hayan sido buenas un beso mi nena