sábado, 16 de octubre de 2010

Los Hombres de Jane Austen: Capitán Wentworth.


Prometí que no volvería a desaparecer de esa manera, pero tengo un motivo válido que no es la simple pereza,  el desgano o la falta de tiempo que en ocasiones nos asaltan, esta vez la mala salud se ha ensañado conmigo, al extremo de sólo permitirme breves momentos frente al ordenador antes de pasarme factura y comenzar con la tortura, de ahí mi demora en actualizar y mi ausencia en los espacios virtuales de mis buenos amigos, que espero pronto poder reanudar con la misma asiduidad de antes. 

No es un secreto que siempre me ha fascinado observar y descubrir el lado oculto de esa especie tan rara que son los hombres, y qué mejor si se trata  de estudiar concienzudamente a ciertos caballeros y encontrarles innumerables virtudes y uno que otro defectillo...y para aquellos caballeros que visitan asiduamente este salón...les ruego y no vean en mis palabras sarcasmo ni alusión alguna, sino todo lo contrario. Demás saben lo cautivante que su especie puede llegar a ser.

Lo cierto es que Frederick Wentworth es otro de mis caballeros Austen favoritos. Años atrás un Don Nadie que vuelve a tierra firme con el prestigio que le otorga el ser considerado un héroe de guerra y con deseos de establecerse y  formar una familia, y por si eso fuese poco, con el gran atractivo propio de su edad. Pero no todo puede ser tan apetecible, hablaré primero de esos defectillos que por desgracia casi ningún caballero Austen se salva. Los desplantes de él y también sus inevitables y compulsivas atenciones hacia Anne es fruto de un despecho mal llevado, contrastando con el arrepentimiento de Anne, lo que provoca esa tensión amorosa entre los protagonistas durante casi toda la novela. Y es que a nosotros, los verdaderos románticos, no podemos negar que nos gusta esa tensión, ese sufrimiento, ese no saber qué esperar de la otra persona, es la guinda de la torta, por lo menos en cuanto a novelas se refiere, (porque no podría considerar igual de atractiva esa incertidumbre si hablamos de relaciones humanas verdaderas). Y si hablamos de un amor de años atrás que se transforma en una obsesión mutua, latente, dolorosa, y secreta, donde una mirada, un gesto o una palabra están cargadas de significado...los suspiros se vuelven interminables. Pero no crean que me voy por las ramas y he olvidado "el defecto"; hombres y mujeres que han sufrido desengaños en la consecución de sus deseos o en los empeños de su vanidad, han sido víctimas del despecho, y más aún las mujeres. Y es que las mujeres sufren más el despecho que los hombres, porque cuando se enamora entrega su alma, su mente y su corazón y si de repente descubre que ha sido engañada, el despecho la ataca con todas sus fuerzas.  Hemos sabido de casos terribles de despecho, sobre todo de mujeres, que se han sentido, rechazadas o lo que es peor engañadas y han tomado venganza...y de qué manera! dicen que una mujer despechada es más peligrosa que una bomba atómica, considerando el pequeño Universo que forma una pareja, claro. No hay duda que la mujer lucha con más fuerza y tiene entre ceja y ceja algo en claro "nunca se olvidarán de ella...para bien o para mal" No todas somos iguales, por supuesto, no es mi intención sembrar el pánico en la comunidad masculina de mi saloncito, pero como regla principal y buen consejo de una buena anfitriona: es mejor no hacer enfadar a las mujeres...

Pero... ¿qué es lo que haría un hombre despechado?? ¿se refugiaría en los placeres banales, sublimes y perversos? ¿se abandonaría a la vida mundana o se transformaría en un soñador? ¿viviría la vida casi sin asumir responsabilidades? ¿o se complacería en los desplantes hacia su amada, aunque por dentro desfallezca de amor??...
Es cierto que el amor  incondicional del Capitán Wentworth después de ocho años lo redimen, aunque haya hecho sufrir en buena y gran parte de la novela a nuestra dulce y arrepentida Anne, pero como buena dama soñadora, romántica, apasionada y sensible que soy, me resisto a creer que haya sido producto de una venganza o peor aún, de una estrategia. ¿Y quién sino un hombre profundamente enamorado que admite su error y hace a un lado cualquier indicio de despecho o de rencor, lucharía por su amada de una de las maneras más románticas posibles sino con una carta de amor? ¿la más romántica de toda la literatura inglesa?... 


"No puedo soportar más en silencio. Debo hablar con usted por cualquier medio a mi alcance. Me desgarra usted el alma. Estoy entre la agonía y la esperanza. No me diga que es demasiado tarde, que tan preciosos sentimientos han desaparecido para siempre. Me ofrezco a usted nuevamente con un corazón que es aún más suyo que cuando casi lo destrozó hace ocho años y medio. No se atreva a decir que el hombre olvida más prontamente que la mujer, que su amor muere antes. No he amado a nadie más que a usted. Puedo haber sido injusto, débil y rencoroso, pero jamás inconsciente. Sólo por usted he venido a Bath; sólo por usted pienso y proyecto....."

Una carta que quita el aliento y convencería aún a la más dura, e insensible de las mujeres. Incluso aún a las perspicaces y desconfiadas en las que me incluyo. Bueno, no hay duda que los hombres también poseen sus armas si saben a dónde apuntarlas, claro, y si tienen el talento para ello, pues mucho mejor. 
Y termino con una cita de Lope de Vega que en su momento me dejó con la espina clavada.  

"No aman los hombres las empresas fáciles, todo lo que les es fácil, como fácil pasa"... gran verdad.

                                                                                                 

43 comentarios:

Luciana dijo...

"No he amado a nadie más que a usted. Puedo haber sido injusto, débil y rencoroso, pero jamás inconsciente. Sólo por usted he venido a Bath; sólo por usted pienso y proyectos"
Con esas palabras, todas las metidas de pata, quedan olvidadas al instante.
Besos y que te mejores pronto.

Ivana dijo...

Hola Lady Darcy tanto tiempo !! ambas hemos estado ausentes, asi que te entiendo.
Espero que muy rponto te sientas mejor y gracias por postear y algo tan lindo como el capitán Wentworth.
Este personaje como el libro, son unos de mis preferidos, es diferente a los otros en muchos sentidos.
Muestra como el amor puede perdurar en el tiempo, como tanto las mujeres como los hombres pueden amar de la misma manera.
Tengo que admitir que esas idas y venidas de ambos protagonistas durante el largo de la historia, te ponen de los nervios, porque dime Lady Darcy acaso no te ha pasado que te desesperaba que no estuvieran juntos, cuando ambos se amaban con tanta intensidad??
pero nuestra querida Jane Austen nos da el gusto,dandonos un final feliz.Pero demostrandonos que a veces todas las desiciones tiene sus consecuencias y que por diversas circunstancias pueden ser buenas o malas.
El enojo de una mujer da miedo pero como no seria asi, si amamos de una manera que a pesar del tiempo, podemos seguir amando con la misma intensidad, aunque no podamos estar con esa persona.
por lo general nos dominan nuestros sentimientos y eso es una gran verdad.
Esa carta sin duda es una de las mas romanticas, es sencilla pero al mismo tiempo delicada, te llega al corazón.
te mando un beso grande y un fuerte abrazo.
que te mejores pronto
saludos

Aglaia Callia dijo...

Primero que nada, mi querida Lady Darcy, espero que te encuentres mucho mejor, y que continúes así; se te ha extrañado, pero no debes preocuparte por no poder actualizar con la frecuencia habitual, tu salud es mucho más importante. Tus fieles lectores estamos siempre atentos.

En cuanto al Capitán Wentworth, ¿qué puedo decir? Mil cosas me pasaron por la mente respecto a él, según leía tu entrada, recordándolo, y confieso que no eran todas muy positivas, pero la carta me mató, después de todo no dejo de ser una romántica incurable, y considerando que muchos de sus actos no fueron con el fin de provocar daño, no puedo menos que pensar que casi todos sus actos negativos se redimen completamente con semejante declaración, pues es difícil que un hombre desnude sus emociones de ese modo.

Espero que vaya todo bien, cuídate mucho, y estaré atenta a tus nuevas entradas.

Mil besos, feliz fin de semana.

Stars Seeker A.k dijo...

Hola!
Primera en comentar -risa malvada muahahaha XD - jajaja perdona es que hoy estoy algo hiperactiva a pesar de que la enfermedad me ha atacado a mí también. Espero que te mejores pronto! :)
No hace mucho que terminé este gran libro de Jane Austen, y sigo con Emma ;), es cierto que esa tensión entre los dos es la que nos clava en la trama, nos "da alas" y nos desaira con los sucesos que ocurren. Esa frase de Anne cuando dijo que las mujeres seguían amando aún cuando ya no había esperanza que albergar me llegó al corazón </3 tan cierta y dolorosa de hecho que he vivido en carne propia. :'|
Por otro lado, esa carta... -suspiro- que carta tan más linda jeje, me quitó el aliento y me llenó de inspiración por una tarde entera pero no pude hacer nada XD Tan romántico salió el Capitán n_______n
En cuanto a lo de no hacer enojar a una mujer, muy cierto. Pero también hay que tomar en cuenta que si es una cosa muy pequeña el que la hace enojar y si fue el enamorado, puede que el amor interfiera y llegue el perdón. Referente al engaño como bien dices, algunas talvez se enfurezcan y a otras la tristeza las invada en vez de enojo. Por ello te dejo una canción que tiene una bonita letra, algunas personas la consideran ofensiva otras no, pero a mi parecer me encanta XD Se llama "She's always a woman to me" de Billy Joel, no sé si la habrás escuchado, sino, hazlo es una gran canción ;)

Muchos saludos y deseos de que te recuperes! :D

Eliane dijo...

Rocely: Me encantó tu entrada...pero el capitan está muy despechado porque ella no fue fuerte para luchar por su amor...y quiza todo lo que hace es para ver como reacciona ella...en fin, hay mucho para decir sobre ello!
Espero que tus manos se pongan bien pronto!
Besotes

Princesa Amidala dijo...

Hola guapa, sí hacía tiempo que no sabíamos nada de tí, sí.Bienvenida.
Me has tocado la fibra con este personaje, es mi preferido de Jane Austen y esta última adaptación de la BBC es preciosa. Qué nota final más preciosa, gracias por recordárnosla.
Besotes y buen finde.

Scarlett O¨Hara dijo...

Gran entrada, todo lo que as dicho tiene gran verdad, las mujeres no olvidamos una, y es cierto que somos mas despechadas que los hombres.
A mi Frederick me pierde, tanto mentalmente como fisicamente, y con esto ultimo me refiero a la versión del 2007, Rupert es guapo y atractivo hasta decir basta!!!
¡Que suertuda la Anne! Al final los 8 años de desconsuelo y soledad han valido la pena!
Besos:)

LadyMarian dijo...

Ay! Qué puedo decir? Ya te he contado que esta carta me emociona cada vez que la leo! Creo es verdad lo que dice Anna cuando él está escribiendo, que el amor de las mujeres es más grande "cuando la existencia o la esperanza han desaparecido". Por eso me conmueve esta novela, porque él es una excepción en esto. Y por eso me gustan las buenas novelas con reencuentros como ésta, "La antigua magia", de Kleypas y las de Sherry Thomas (las tres novelas que leí de ella son reencuentros).

Lindísimo post! Te felicito!

Besos

César dijo...

Hola Lady Darcy. Tus comentarios sobre la aficion de tus lecturas romanticas me han hecho recordar una entrada que hice hace algun tiempo sobre 'Julia', una novela peruana decimononica de profundo tono romantico. Espero tengas la oportunidad de leer la novela y saber tus comentarios sobre la misma.

Yo hace un tiempo que lei, como lo habia prometido, 'Orgullo y prejuicio' y ahora puedo contrastar tus comentarios sobre los personajes de la novela.

Al parecer mi pedido, el de mostrarnos una de tus obras, no ha resultado. Yo quisiera conocer, como te lo comente en un mensaje pasado, poder observar el talento que posees para el dibujo.

Hasta pronto, que estes bien.

Wendy dijo...

Querida, me alegra que hayas sacado un tiempo y que a pesar de las dificultados nos hayas dejado este post, espero que bien pronto esos problemillas pasen al olvído con franca mejoría y podamos verte de nuevo, como bien sabes, te echo de menos.
A ver, estoy de acuerdo que las mujeres se entregan de forma intensa y ello hace que su despecho sea muy pasional pero he tenído ocasión de conocer el despecho de algunos hombres y no nos van muy a la zaga, son mucho más agresivos si cabe.
Portate bien y regresa pronto.
Muchos besos.

Carmen dijo...

Hola, Lady Darcy!! Espero que te repongas muy muy pronto, sí? En cuanto al Capitán Wentworth... Me gusta mucho este personaje, se va acercando a mis preferencias. Con lo que no coincido contigo, si me lo permites, es con la elección de la fotografía. El actor de la versión de la BBC de 2007 está, en mi opinión, muy alejado del hombre que realmente estaba imaginando Jane Austen cuando escribía su novela. Con las duras condiciones en las que vivían los hombres de mar en aquella época no creo que llegase, después de 8 años, con ese cutis y ese morenito suave de estar un para de semanas de veraneo... En ese sentido me gusta más la película de 1997; creo que era esta fecha aunque no estoy segura...
Un beso, Lady Darcy, y lo dicho... a seguir cuidándose!!

Eleanor Atwood dijo...

Ainssssssssssssssssss....Freddyyyyyyyyy!!!! en cuanto he visto su foto he venido corriendo. Ya dije en la entrada anterior que Wentworth es mi favorito. Pero ahora he de decir algo acerca de Anne. A él le "apedreamos" porque la hace sufrir en la novela, pero nos olvidamos que ella le hizo sufrir a él ocho años atrás. Le rechazó PORQUE NO TENÍA POSICIÓN NI DINERO, aunque fuera por la persuasión de otra persona. Y eso sí que duele. Yo llego a estar en el lugar de Frederick y no perdono eso. Lo sé lo sé, es de rencorosos, pero ¿cómo voy a confiar en alguien con un carácter tan voluble?
Ya sabeís que Anne no es de mis favoritas, ¿verdad? jeje.
Besos.

Harry dijo...

Hola Lady Darcy: lo primero desearte una rápida y definitiva curación; la salud es lo primero, y como todo lo demás, amor incluído, no nos damos cuenta de su valor real hasta que no falta.
Quizás por eso el capitán W. sea tan duro/suspicaz/desconfiado, ¡que se yo!, razones, al pobre, no le faltan, y cierto que esta historia es ficción,y los lectores vemos más que los personaje, pero puestos relamente en su caso,¿quién no se comportarái igual?
A mi de J.A. me gusta todo, pero lo que creo que la hace un clásico entre los clásicos es su manerea de tratar las historias; las hace reales, sus personajes son humanos con defectos,miedosos, con malos modales, y hasta algo malvados. Son como nosotros, o nosotros como ellos
Besos y cuidate mucho

Lady Darcy dijo...

Luciana
Es cierto, una carta que inspira, que incita al perdón, al olvido inmediato.
Gracias por tus deseos mi querida amiga.

Lady Darcy dijo...

Ivana
Por supuesto que me desesperaba ver el tiempo perdido que ambos protagonistas se negaban a recuperar, pero porque lo veía desde afuera, como espectadora. Poniéndose en el lugar, a veces resulta increíble ver como llegan a dominarnos sentimientos tan negativos como el orgullo,el despecho o el rencor a causa de sentirnos heridos, defraudados o engañados por la persona que amamos, incluso yendo en contra del amor que sentimos, dejamos que nuestra mente tome el control y hacemos daño sin meditar en las consecuencias. A Dios gracias como bien dices, Jane pensó en eso y nos dió la salvedad de un final feliz.
Mil gracias mi querida amiga por tus buenos deseos. Abrazos y besos

Lady Darcy dijo...

Aglaia
gracias por tu comprensión, de hecho y a causa de este estado de salud, demoro mucho en escribir, postear o dejar algún comentario en los blogs amigos, en donde se encuentra el tuyo por supuesto. Pero procuraré hacerlo en la medida de mis posibilidades hasta que me recupere por completo, que es algo que espero y sea pronto.
Con respecto al post, yo también me resisto a creer que su comportamiento haya sido de manera consciente. En todo caso, supo ver a tiempo las cosas claras, y no permitió que el rencor mancille el inmenso amor que sentía por Anne. Bien hecho por nuestro querido Capitán.

MariCari♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥ dijo...

Has elegido a ¡mon capiten! tanto empatizo con Anne que cuando derrama una lágrima mirando a cámara... me contagio... y derramo yo miles... mira que he visto la peli... pero no puedo, sufro con Anne... ella sufre... yo sufro... el capitán sufre... menos lady... no sé qué... El capitán... te has quedado un defectillo más... la da celos... con Luisa... y cuando se cae cruzando el árbol... y él no la ha dado la mano... no, no... es malvado aquí... es malvado a conciencia... y qué debió sentir Anne cuando la eleva y la coloca en el carruaje... es que lo vivo... y... ¡oh! lo remedia cuando compra para ella... su propia casa... le perdono... ¡Mira que el actor es guapo! ¡Tan alto, tan rubio..tan... qué mareo... mejor lo dejo... porque me pongo muy malita! je, je.
Creo que esta noche veré Persuasión quieran o no quieran... ((menos mal que tengo 3 televisiones en casa))
Me gustó tu entrada y te agradezco que aunque estés malita me hagas vivir sueños... ponte bien pronto jovencita...Cuídate y muchos besos y abrazos.

Lady Darcy dijo...

Mi querida Anni K muchísimas gracias por el enlace, la canción me ha gustado mucho. Yo creo que sea grande o pequeña la decepción o el desengaño, no debemos permitir que la cólera nuble nuestro pensamiento, claro que es fácil decirlo, otra cosa es vivirlo. Y resulta aún más complicado cuando el carácter de una tiende a la depresión o el abandono en donde es aún mucho más difícil salir.
besitos.

Lady Darcy dijo...

Querida Eliane lo que mencionas se presta más a una estrategia de nuestro querido capitán, pero creo que él, lo que hace no lo hace a consciencia, será que lo veo con buenos ojos ;)
Gracias por tus palabras Eli querida, sigo en espera de la fecha para la operación, mientras tanto hago lo que puedo. Abrazos y besos.

Citu dijo...

Hola Lady Darcy te extrañado un moton, espero que estes mejor de salud. Amo persuación aunque mi libro predilecto de Austen es orgullo y prejucio persuación es un hermoso libro.

Te mando un beso y te deseo una linda semana

Lady Darcy dijo...

Princesa Amidala gracias por tu visita, también yo te he extrañado, esa cita me dejó pensando en su momento, de hecho la tengo grabada como una cláusula en las relaciones entre hombres y mujeres, mientras más difícil se hace el camino, el espíritu se fortalece y mejor es la recompensa.
un beso.

Lady Darcy dijo...

Hola Scarlett
Las mujeres demostramos más nuestros sentimientos, sean de cualquier índole, pero sin duda existen también hombres que hay que andarse con cuidado con ellos ;)
saludos y gracias como siempre por tu visita.

Lady Darcy dijo...

Lady Marian
esas palabras de Anne reafirman lo que siempre he pensado, que a veces es necesario perder a alguien, sufrir con intensidad para saber lo que ese amor vale y luchar por él, sólo así comprobamos que el sabor de las cosas recuperadas es el más dulce que pueda existir.
un abrazo sincero.

Lady Darcy dijo...

César
Desafortunadamente aún no he tenido el gusto de leer el post que mencionas, pero prometo hacerlo apenas me sea posible y será un placer darte mi opinión. Sobre mi arte te dejaré una dirección en tu blog donde puedas conocer parte de mi obra.
Descuida, ya tendremos también oportunidad de retomar opiniones sobre Orgullo y Prejuicio.
Saludos sinceros y gracias por pasar.

Lady Darcy dijo...

Querida Wendy
¡Vaya por Dios amiga mía!! con una experiencia como esa, enhorabuena que saliste viva para contarlo ;D con hombres como esos, mejor de lejos!
Mil gracias por tus sinceros deseos.
un beso inmenso.

Eliane dijo...

Rocely: en mi blog hay un premio para ti....espero que te guste!
Besos

Lady Darcy dijo...

Mi querida Carmen
Me encantan las contraposiciones!! siéntete libre cómo y cuándo quieras.
Para gustos los colores y los diferentes sabores...y al demonio los criticones ;D reza un nuevo y socorrido cliché. En lo personal me gustó mucho más la interpretación de Rupert PJ, más allá de que fuera un simple rostro bonito, de ahí mi elección en la fotografía. Por lo demás prefiero dar carta abierta a mi imaginación y pensar que nuestro querido Capitán regresó de alta mar en temporada de invierno con cielo nublado y un fuerte resfriado.
muchos besos y gracias por tus buenos deseos.

Lady Darcy dijo...

Eleanor
Mi querida amiga, te comprendo perfectamente en ocasiones he sentido lo mismo. Pero el amor no contiene odios, tan sólo equívocos, y el verdadero amor supone un acto de fé en la otra persona, algo extemadamente peligroso, cierto, pero un riesgo que hay que correr al fin y al cabo.
Un beso inmenso y gracias por pasar.

Lady Darcy dijo...

Buen díaHarry, es la segunda vez que me visitas, y no he tenido hasta ahora la oportunidad de agradecerte y darte la bienvenida, espero seguir contando con tus gratas visitas y atractivos comentarios.
Es cierto, nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde, y como bien dices, habría que ponerse en los zapatos del Capitán W. pero aún y así me cuesta trabajo justificarlo, (de haber sido su comportamiento a consciencia claro está), porque los amantes deben entender que el amor no sólo es una bendición sino también una bajada al infierno, algo imprevisible y especialmente peligroso; el que se propone amar debe saber que está exponiendo su alma y su corazón a varios tipos de heridas, y no puede culpar a su pareja en ningún momento ya que el riesgo es el mismo para ambos.
Innegable también el talento de Jane en las relaciones humanas.
Mil gracias por tus deseos y te reenvío el beso.

Lady Darcy dijo...

MariCari
Con esos comentarios tan frescos y alegres seguro y pronto, pronto mejoro ;)
Hay ciertos detalles de nuestro Capitán en la novela que nos hace pensar que fué con el único fin de sacudir a Anne y hacerla reaccionar, lo que no estaría tan mal después de todo, aparte de las cartas de amor, esos artificios también suelen resultar.
un besito y gracias como siempre por tu visita.

Lady Darcy dijo...

Citu mi querida amiga, coincidimos en gustos y predilecciones, O&P fué el culpable de mi obsesión por Austen, pero en general todos los de Jane Austen tienen un lugar especial en mis atenciones. Gracias por tus deseos.
Te envío un beso inmenso.

princesa jazmin dijo...

Hola mi querida amiga, espero que a estas alturas ya estés mucho mejor de salud, debes descansar y reponerte para seguir haciendo estos post tan maravillosos. Desde el mismo título de tu blog, le haces un homenaje a estos increíbles hombres que nuestra Jane erigió en su imaginación,y que nos siguen enamorando sin remedio a todas las románticas incurables, entre las cuales me incluyo, por supuesto.
Persuasión es tal vez el libro más querido luego de Orgullo y Prejuicio, en gran parte gracias al fabuloso Capitán Wentworth y ese romance inconcluso que desespera...y una de las declaraciones más bonitas que existan en la literatura, ay...esa carta.
También opino que Mr.Penry-Jones le otorga una encarnadura que no podría ser mejor, su porte y esa mirada entre desesperada y feroz, además es muy apuesto(lo cual nunca está de más,jé,jé)
Te mando los mejores deseos,y un abrazo cordial.
Tu amiga,jazmín.

Juan Antonio dijo...

Mi querida amiga:

Una entrada deliciosa. Estoy completamente de acuerdo contigo en todo. Aunque puedo decirte que conozco a alguna mujer tan fría, distante e insensible que incluso sería indiferente ante una carta tan sentida y hermosa.

Espero que te encuentres mejor. Cuídate. Y muchas gracias por existir.

Besos.

Citu dijo...

Hola nena tienes un premio en mi blog

Lady Darcy dijo...

Mil gracias Princesita
Aún no me encuentro bien pero trato de descansar en la medida de mis posiblidades.
Ciarán Hinds el actor que lo interpretó en la versión del 95 también me gustó y en mi opinión lo hizo muy bien, aunque diste mucho en edad con respecto al personaje del libro (demasiado mayor). En ese aspecto Rupert Penry-Jones es más adecuado y su interpretación fué fiel y más que correcta, transmite el carácter y la transformación de sus emociones de manera impecable. En cuanto a Anne, me quedo definitivamente con Amanda Root la actriz que la interpretó en el 95.
Un fuerte abrazo y un beso.

Lady Darcy dijo...

Juan Antonio
Mi querido amigo, es una lástima que hayas tenido el infortunio de conocer a mujeres con semejantes defectos. Por mujeres así, es que los hombres pierden la fé en nosotras y nos tienen a todas en la misma opinión, sin detenerse a pensar que aún existen aquellas que tenemos la sensibilidad y todo lo ella conlleva a flor de piel. En fín, no todo está perdido, aún, sólo hay que saber esperar.
Un beso y gracias a ti.

Fernando dijo...

Un caballero muy heterodoxo, este Mr. Wentworth. Cualidad que comparto, como sabe milady. Y, como tal, no puedo evitar apartarme de la línea general.
Así, aunque se hace referencia al enfado y al despecho de las mujeres (ideas que comparto plenamente con su señoría, como no puede ser de otra manera), creo que en esta historia sería el viejo Fred, después de haber sido rechazado y ofendido por la grave culpa de no poseer un apellido con suficiente abolengo ni una cuenta corriente con una cifra de libras con varios ceros a la derecha, el único autorizado para mostrar despecho. Después de haber superado ese trance, yo no le reprocharía demasiado su actitud desconfiada, su aparente frialdad y ese contínuo fruncimiento de ceño.
Por otra parte, tampoco habría que sobrevalorar esos años de desesperanzada espera afrontados por el capitán. Cuando un amor es verdadero, cuando uno lucha por el amor de su vida, se debe esperar cuanto sea necesario, sean siete o setenta los años que hayan de transcurrir. Poco valor puede tener un amor que no resiste el paso de algunos años. Por eso creo que él sólo hizo lo que tenía que hacer por el amor de Anne, sólo cumplió con su obligación de hombre de bien (y cumplió sobradamente, todo hay que decirlo).
Y también creo que esa carta es sólo uno de esos trucos que saben utilizar las embaucadoras geniales como Austen. Sin duda, es una carta de enorme belleza y sensibilidad, capaz de conmover hasta las más endurecidas almas, una de las cartas más bellas de la literatura no sólo anglosajona. Pero una carta sólo contiene palabras, y las palabras, aun con toda su fuerza y poder, son algo muy débil frente a los hechos. Yo valoro más la fidelidad y la espera del capitán que la carta dirigida a su amada. Poseer el don de la palabra no es nada del otro mundo; poseer cualidades como lealtad y franqueza de alma sí son excepcionales.

Le pido encarecidamente a mi señora que cuide mucho más su salud que a las demandas de sus admiradoras y servidores.

Con un afecto completamente desbordado pero nunca excedido.

César dijo...

Hola Lady Darcy. Entiendo y estaré al pendiente al blog, esperando el link para poder visionar parte de tu trabajo.

Hasta luego, que estés bien.

Lady Darcy dijo...

He comprobado en carne propia que el despecho en los hombres como en las mujeres, no tiene diferencia, ambos son tan dañinos como el que quiere hacer verdaderamente daño y busca la herida de su enemigo y hace daño justo en la herida. Despechos mal llevados sin duda alguna. Pero me sorprende que esté de acuerdo y justifique el comportamiento de Mr. Wentworth, me sorprende que admire y justifique cualquier acto de despecho. ¿Me está mostrando acaso su lado oculto, su verdadera naturaleza? entonces habrá que andarse con mucho cuidado con usted Señor. Tenga presente que cada vez que se encuentra uno del lado de la mayoría, es el momento de hacer una pausa y reflexionar.
Los heridos por amor no son víctimas ni verdugos, escogieron algo que forma parte de la vida y deben afrontar la agonía o el éxtasis de su elección. Nadie está jugando con cartas marcadas ¿lo recuerda? el riesgo es el mismo para ambos y los que nunca han sido heridos por el amor, nunca podrán decir que vivieron, porque en verdad nunca amaron.
Los hombres capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido, los que lo han sentido, suelen ser incapaces de reflexionar sobre él. Se dejan arrastrar por su orgullo, por su ira y su despecho y ¡cuánto daño pueden hacer!
Para que el amor sea verdadero, nos debe costar. Nos debe doler. Nos debe vaciar de nosotros mismos.
No me considero masoquista ni mucho menos, sólo alguien que ama con pasión, y que no concibe el despecho como parte de él. Nadie juega con cartas marcadas, el riesgo es el mismo para ambos Y el que quiera contemplar ese torrente, lo primero que debe hacer es no dejarse arrastar por él.
La ira y el despecho...¡cuánto daño pueden hacer!
Disculpe el atrevimiento en darle un consejo, pero la venganza es un placer que dura sólo un día, no es bueno vivir de ese lado de la vida, y el mejor medio para hacer cambiar de opinión es el afecto, y no la ira.

Lady Darcy dijo...

Gracias César tú tambien.

Lady Darcy dijo...

Mil gracias Eliane Mil gracias Citu, son ustedes muy amables, luciré los premios con orgullo en una entrada que prepararé especialmente.
Besos miles.

MariCari♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥ dijo...

Hola, espero que estés mejor, nena!!
Sé que Citu te ha dado un premio, y también me ha dado a mí otro... pero como no coinciden, si te encuentras mejor, pásate por el Jardín, te espera un Premio colosal... bueno, como "Muxu" de Mulán, más o menos, je, je.
Bss

Cecilia dijo...

Hace poco vi la pelicula Persuacion con Rupert Penry Jones, estoy deseando poder leer el libro pero tendre que pedirlo por amazon ya que lo he buscado en español aqui en Berlin que es donde vivo actualmente y no he podido encomtrarlo... ansion poder leerlo pronto pues la pelicula me dejo encantada, al igual que los otros libros que he leido de Austen seguro quedare con ganas de leer mas. Admiro mucho a ambos personajes de esta serie porque a pesar de todas las adversidades y las intrigas de otros logran finalmente vencer esos obstaculos yestar finalmente uno al lado del otro.